Cogidos de la mano

people-holding-hands-at-sunset-canstockphoto0388173

Cuando empece a indagar sobre mi trastorno hace ya un tiempo, me causo un poco de sorpresa como algunos afectados comentaban que no era bueno que un T.O.C. se cruzara con otro T.O.C. que no era aconsejado establecer conversaciones, lazos, amistad. Pues por tus propias inseguridades y obsesiones, podías copiar la de la otra persona.                   Yo sin embargo lejos de creerlo, pensaba que podía ser bueno aprender de otros afectados, saber de sus malos momentos, de sus herramientas para salir, de su fuerza.

Así llegaron más tarde a mí, blogs conocidos entre todos, que ni decir tiene lo que nos han ayudado y ayudan en nuestro poceso, siendo referentes y un espejo donde mirarnos, los nombres ya los sabéis, son luchadores que han tenido el valor de poner a mano del que lo necesite sus vivencias y así convertirse en faro guía. Para mi lo son.

Hace no mas de un año, no había establecido conversación alguna con ningún afectado de este trastorno, cuanto menos visto en persona, salvo vídeos por Internet,  algún documental, o entrevista.

Y sobre todo los vídeos que encontré en Youtube de la asociación de Granada, en las que pude ver gente normal,personas como yo, exponía sus vivencias para bien de otros. Desde antes ya tenía el anhelo de conocer a alguien como yo en persona, pero toda esta información despertó en mi con mucha mas fuerza ese sentimiento.

Hace unos meses en consulta con mi terapeuta Alejandro Ibarra, me comento la posibilidad de hacer un grupo de AUTOAYUDA, un grupo dirigido por el, con afectados con distintos tipos de T.O.C. donde podíamos hablar de nuestro recorrido, nuestras mejoras, nuestro esfuerzo y así aprender de otros, lo que quizás no hayas aprendido por ti solo. Por su puesto siempre dando un enfoque dirigido a la terapia E.P.R. y gestión del pensamiento, que como ya he dicho, es el principio de todo.

Yo ante eso estaba super ilusionado, por fin podría conocer en carne y hueso a gente como yo, ponerles cara y tengo que decir que para mi el hecho de que esto fuese a ocurrir no causo ninguna duda extra, ni ninguna ansiedad, quizás un poco de nerviosismo si, ante esa, para mi extraordinaria oportunidad.

En esta primera oportunidad me quedo con  poder estrechar la mano de un compañero, de mirarle a los ojos y aprender de ellos.                                     Nos sentamos todos en circulo, Alejandro dirige las presentaciones y los distintos puntos a tratar, para que todo fluya, y como fluye…

Nos presentamos, nombre, edad y tipo de T.O.C. poco a poco y sin darnos cuenta han pasado dos horas, como si no hubiese pasado ni treinta minutos, donde hemos hablado de como empezó, como evolucionó y como le hacemos frente. Cada uno con sus particularidades, distintas a las tuyas pero a la vez tan parecido en cuanto a como se presenta.                               En esta primera vez eramos cuatro afectados, para ser una primera vez no estaba nada mal, desde ahí sabia que esto seria una experiencia única y que poco a poco se unirían mas afectados, como así ha sido.                         Por su puesto no voy a poner nombres, pero me encantó conocer a una mujer que su T.O.C. era su hijo, su lucha era tan parecida a la mía. Otra chica que su T.O.C. era su madre y sobre todo con los padres de un chico con T.O.C. de contaminación, que también estaban sentados junto a nosotros, aprendiendo. El padre de este chico cuando empezamos trataba el tema con incredulidad, cosa que cambio en esas dos horas de charla, vi como el rostro de este hombre cambio en ese corto espacio de tiempo del creer “NO QUIERE” al “NO PUEDE” de su hijo. Cuando terminamos me dio un abrazo, sincero, cariñoso y de agradecimiento.

La segunda reunión la tuvimos este pasado viernes y ya no había sitio, pues las plazas son limitadas. De nuevo coincidí con la mujer  con T.O.C. de su hijo y ya había una complicidad, eramos los únicos que repetíamos y ademas se notaba ya nuestra mejora, hablamos de ella, eso nos dio fuerza para comenzar en esta nueva reunión, pues por lo que parecía los demás afectados aun estaban en un proceso más temprano. Seriamos los que tiraríamos del carro del optimismo, de la fuerza y de la esperanza.

Dos adolescentes acompañados por sus padres, un chico de treinta y un años, un hombre de cincuenta y cinco y nosotros dos… que diverso es el T.O.C. también en edades. Todo dirigido magistralmente por nuestro terapeuta, dando a cada uno su sitio, su espacio… espacio también para las emociones.                                                                                                           Adentrarme en el contenido de estas casi tres horas seria escribir sin fin, por que fue tan diverso en el contenido y tan rico en las sensaciones, que mejor nos quedamos con la satisfacción de lo aprendido por cada uno de ellos y a la vez me queda la esperanza de que mi fuerza les sirva para su recuperación.

A todos y cada uno de ellos deciros, no estáis solos, aquí estamos todos cogidos de las manos para ayudarnos y comprendernos. Pues nosotros mejor que nadie sabemos de que se trata todo esto. Gracias por enseñarme con vuestras experiencias.

A los que no habéis asistido y tenéis la oportunidad, os animo a hacerlo, para que así sintáis todas esas sensaciones tan maravillosas que yo he sentido en estas ya dos reuniones del “GRUPO DE AUTOAYUDA”

Gracias Alejandro.

2 opiniones en “Cogidos de la mano”

  1. Es tan sencillo leer lo que otra persona dice. Cuando se tienen los mismos sentimientos. No sólo no es perjudicial que nos conozcamos, al contrario es muy beneficioso, porque aprendes y te entran más ganas todavía de luchar, y de ayudar… Muchas gracias Javier, yo poco a poco voy aprendiendo de todos vosotros, ha sido muy beneficioso para mi conoceros…. Y por supuesto…. Siempre cogidos de la mano.. Fátima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *