Abrazo

1269272623547_f

La luna se levanta tiento a tiento
suenan sones palmas y quejas
un manto de cristal al firmamento
hay susurros que la noche deja
soledades rezos y gemios
campanillas trinos la pena
solea ebria de poderío
aromas de jazmín y azucenas.

Aires de alameda – Alameda

 

Hola mi vida;

Hace tiempo que no te escribo, tanto como 19 años, ha pasado mucho tiempo, lo se.

¿Te acuerdas de aquellas cartas que nos escribíamos? Las esperaba con tantas ganas y yo las escribía con tanta pasión, escritas a boli, con algún dibujo y más de un corazón.

Cuando las recibía las leía 10 veces, las olía, las guardaba muy cerca de mí, para tenerte cerca. Me encantaba tu letra, me encantaba lo que en ellas me decías, siempre dejando una ventana abierta a vernos de nuevo.

Yo en cambio, me sentaba en la mesa de madera que estaba frente a la ventana en la que se veía el mar, ahí dejaba mi imaginación volar para contarte cosas, aunque reconozco romper más de un folio y tachar más de una palabra, no me era muy difícil contarte lo que sentía.

Mientras veía el mar, soñaba con otra noche abrazado a ti sentados en la arena, viendo las estrellas y tú diciéndome que no me enamorara de ti, como comprobamos mas tarde, tus palabras se las llevo el viento y no sirvieron de nada.

Soñaba con verte de nuevo, tenerte cerca y amarte.

Recuerdo la foto que me mandaste en una de las cartas, estabas junto al ramo que te había enviado por tu cumpleaños, fue un regalo esa foto, estabas tan bonita, cada vez que la miraba sentía un terremoto en mi pecho, ese mismo pecho que había sido atravesado con una lanza el día que te vi por primera vez.

Después de 8 meses estábamos casados.

Con que ganas lo hicimos todo, dos niños con ganas de compartir nuestra vida, así lo decidimos y así lo hicimos, uno seguro del otro.

Han pasado de eso más de 18 años, aquí seguimos cariño, juntos, amándonos.

Sé que en el camino hemos encontrado obstáculos, hemos encontrado baches, hemos recorrido caminos de rosas y caminos de espinas, pero lo más importante, lo hemos hecho juntos.

Esta carta te la escribo para darte gracias por tu amor y tu cariño durante todo este tiempo, por tu ayuda, por tu comprensión, por escucharme, comprenderme y acompañarme en los momentos más difíciles. Sin ti, sin ser como eres nada hubiese sido igual, cada lagrima que ha caído por mi mejilla, ha caído también en la tuya. Ese apoyo se han convertido en fuerza, esa comprensión en esperanza y esos abrazos en paciencia. FUERZA, ESPERANZA y PACIENCIA.

Sabes bien por lo que pasamos los que padecemos este trastorno, sabes lo difícil que es vivir con normalidad un día a día cuando tu mente está inundada de oscuridad, lo confuso que es todo, cuando hay tantas mentiras sobrevolando ahí arriba, como cuervos negros, cuando el miedo se apodera de ti y te maneja como un títere, haciendo de ti lo que el quiere. Lo sabes porque yo te lo he contado, lo he compartido contigo, aun siendo un trastorno tan silencioso, nadie sabe por lo que estas pasando y que hay en tu mente.

Tengo que reconocer que he tenido miedo, mucho…IRRACIONAL. Que aun sabiendo que lo era, seguía ahí instalado.

Miedo a tocarte, a mirarte, a llegar a casa, a pensar en el futuro, en el pasado…. A la vez unas ganas enormes de lo contrario, es incomprensible, lo sé. Así funciona esto, como si tu cabeza te dice una cosa y el corazón otra,una locura, que te voy a contar que tu ya no sepas, yo sabía que el corazón podría con esto, así lo he pensado cada vez que los cuervos volaban, sabía que con todo eso que me das y mis ganas de trabajar, saldríamos adelante.

Te tengo que decir que este paso que he dado de escribir en un blog sobre mi trastorno, lo hago animado a que otras personas no se rindan y trabajen con fe, que hablen y compartan su problema con quien quiere y no tiren la toalla. He leído y oído que mucha gente deja a su pareja, haciendo caso a las mentiras que te cuenta el T.O.C enterrando con ello la oportunidad de seguir compartiendo su vida con esa persona, sin saber que si trabajan con el corazón, lo conseguirán. Amar sin T.O.C es posible.

Ahora que se ve todo cada vez más claro, que los cuervos parecen se están yendo y que mi recuperación está llegando a su fin, quiero que sepas que el sol esta tan radiante y los cielos son tan azules, que lo que me apetece es pasear contigo agarrado de tu mano, llevarte a cenar, decirte cuanto te quiero y hacer mis sueños realidad.

Ya llevamos juntos más de 19 años, no solo eres mi esposa, además eres mi compañera, mi consejera, mi amiga.  Ahora vivamos cada día sin mirar mas allá y dejemos que la vida sea la que mande en nuestros destinos.

Te amo.

Yo quiero ser un desTOCado

1_thumb1

Hola a todo@s;

Mi nombre es Javier y tengo 40 años. Soy cocinero, profesión a la cual me dedico con gran pasión. Estoy casado desde hace 18 años con “Belinda” la mujer más maravillosa del mundo, con la cual tengo un hijo de 13 años.
Tengo T.O.C (Trastorno obsesivo compulsivo) “del amor” o “de amores” el cual he padecido en 3 ocasiones a lo largo de mi matrimonio y al que me dispongo a superar con más fuerza que nunca y con un aprendizaje que creo puede ser valioso para otras personas.
Me animo a escribir y contar mi trastorno, para dar voz a gente como yo que no sabe que le está pasando o bien lo sabe y no se atreve a contarlo o compartirlo. Para todos ellos deciros que no estáis solos, somos muchos y que la salida es posible.
Quiero que conozcáis mi historia, con T.O.C y sin T.O.C que os sirva de inspiración si es posible, que os veáis reflejados en algunos casos y comprobéis que no solo a vosotros os pasa. Quiero transmitirla tal como yo soy, sin grandes alardes dialécticos y con un poco de sentido del humor…cosa que tanta falta hace en nuestro día a día.

Hay bastante información ya en Internet, hay muchísimos blogs que además son muy buenos y tienen una información magnifica, así que contando mi historia os enlazare con ellos para leer sus vivencias y consejos, ellos me han ayudado muchísimo.

Hay muchos tipos de T.O.C pero del nuestro hay poca información, pues no es de los más conocidos, en comparación al de comprobación o higiene, por eso mi idea es centrarme en el nuestro, recopilando toda la información que podamos y escuchando a otros compañeros que tengan o hayan tenido T.O.C “del amor” o “de amores” así ayudarnos unos a los otros con nuestras experiencias. Os animo a participar y contarnos nuestras vivencias.

Os hablare de la terapia que sigo, “Terapia cognitivo conductual” y “E.P.R” (Exposición con prevención de respuesta) os hablare de ella desde mi punto de vista y de cómo ha cambiado mi forma de enfrentarme al T.O.C. de los grandes profesionales que podemos encontrar hoy en día, especializados en este tipo de terapia, siendo la más recomendada dada sus resultados.
Os contare, mi camino, os hablare del esfuerzo, del trabajo, la perseverancia y la aceptación. De como con paciencia y ganas se consiguen los objetivos. Como aun habiendo padecido el T.O.C en tres ocasiones, he sido capaz de construir un hogar confortable y lleno de amor, no tirando nunca la toalla, pues después de la tempestad viene la calma y esa calma es tan bonita… Merece la pena…
De los ajustes que me han servido no solo con el Trastorno, si no también en un crecimiento personal como persona, aprendiendo a oír a mi cuerpo, mi corazón, pero sobre todo a los demás. Contando mi trastorno sin complejos y tratándolo con naturalidad. Habla, cuéntalo, no te lo guardes…

De las personas que te encuentras por el camino y que te dan un abrazo cuando más lo necesitas. Solo tienes que estar atento, seguro que están ahí, para ayudarte.

Vamos a amar libremente…

Yo quiero ser un desTOCado

Cuando la gratitud es absoluta sobran palabras

2bombillas

Este Blog está dedicado a todos y cada uno de los que padecemos TOC (Trastorno obsesivo compulsivo) y más concretamente los que padecemos “TOC del amor” o “TOC de amores”

A mi esposa por tanto cariño, tanta comprensión y tanto apoyo. Te amo mi vida.

A mi hijo, luz que me ilumina cada día.

A mi familia.

A los que me han escuchado y me escuchan.

A los que sin ellos saberlo me han ayudado, sin pedir nada a cambio.

A todos y cada uno de los que han ayudado a dibujar cielos azules en mi vida.